viernes, 6 de septiembre de 2019

Acción de gracias en la noche de Claroscuros de un Chihuahua musical

Acción de gracias en la noche de Claroscuros de un Chihuahua musical


Por Jesús Chávez Marín


Todo libro es el fruto de un trabajo colectivo, aunque solo el nombre del autor aparezca en la portada. Organizadores, editores, diseñadores, fotógrafos, impresores, bueno, personas que, como en todas las cosas de la vida, con nuestra labor cotidiana construimos y hacemos que funcione el mundo.

Por eso quiero dar gracias a muchos:

A la maestra Alejandra Enríquez, directora del Instituto de Cultura del Municipio de Chihuahua, quien ha hecho de su programa de publicaciones una magnífica casa editorial.

Al maestro Ramón Carrillo, eficiente y atento editor que coordinó de manera personal todas las acciones de producción, diseño, imprenta, y nos atendió con magnífica cortesía a los autores del Programa.

A la Secretaría de Cultura de Chihuahua por habernos cedido para este acto la magnífica sede, Plaza Cultural Los Laureles. En especial al administrador de este lugar, el maestro Alexis Esparza, por sus finas atenciones.

A los maestros Elko Omar Vázquez Erosa, Arelí Chavira y Didier Emmanuel Ortiz, por ser los espléndidos presentadores de mi libro de cuentos.

Al maestro Nacho Guerrero, quien es el autor de la hermosa foto que viene en la portada.

A Maya, Martín, Adriana, Javier y Denisse.

A mis hermanos, mis cuñados, mis sobrinos, mi familia entera que siempre me acompaña en estas noches de presentación de mis libros, cuya presencia representa para mí una gran alegría.

Como el tiempo no alcanzaría a nombrarlos a todos, solo mencionaré a los niños de nuestra casa: mis nietas Emma Larissa y Nina Violeta, y mis sobrinos Fernando, Ana Paula y Milán.

A Soledad Graciela Lechuga Mejía, quien trabajó junto conmigo en la estructura y en la corrección de estilo del libro.

A mis compadres Pepita Bejarano y Antonio Leal por su amistad de toda la vida y por habernos invitado a mi familia y a mí al alegre paseo por el barrio donde compraron su casa nueva, donde de milagro hallé lo que para mí sería el rumbo de la literatura, como lo relato en el prefacio del libro.

A mi compadre Raúl Sánchez Trillo, mi amigo desde los tiempos de la escuela, mi compañero desde entonces en infinitas jornadas literarias.


A cada uno de ustedes que me acompañan en esta noche de Claroscuros de un Chihuahua musical.


A todos, a todas, de todo corazón, muchas gracias.


Enero 2020

viernes, 16 de agosto de 2019

Labrar el laberinto, libro de Gaspar Gumaro Orozco

Labrar el laberinto, libro de Gaspar Gumaro Orozco

El poeta crea en el poema el laberinto que lo encierra y que recorre. También imagina la salida. El protagonista de esta historia, el narrador o voz poética, se acerca al final de uno de sus muchos caminos y lo intuye; allí están los países y los habitantes de territorio, el desierto, el guijarro, el río, la nube, los ángeles, la noche y el hombre, solo. Este dédalo, labrado con leyes de transparencia y materiales de un lenguaje depurado, es resultado de una vida empeñada en el ejercicio y la reflexión de la poesía. Unas palabras que el poeta parece decir en el silencio de su intimidad y que en la claridad de la escritura ofrece iluminación. Tiene el lector frente a sí la aventura de abrir ventanas de esa luminosa prisión.
Gaspar Gumaro Orozco nació en el valle de San Buenaventura en 1938. Al frente de un selecto grupo de profesores fundó la Escuela de Filosofía, Letras y Periodismo, hoy Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Es autor de los libros Ángeles y centauros, El camino de la flor y del puñal y Facetas. Promovió la creación de bibliotecas regionales en varios lugares de Chihuahua cuando dirigía el Centro de Información del estado. Inició y dirigió la revista Finisterre, cuyos editores fueron Hildeberto Villegas, Gabriela Salas y Enrique Pallares.
 Orozco, Gaspar Gumaro: Labrar el laberinto. Editorial Universidad Autónoma de Chihuahua, México, 2009.
Septiembre 2009

jueves, 15 de agosto de 2019

Química de alimentos, de Virginia Mendoza Guzmán

Química de alimentos, de Virginia Mendoza Guzmán

Por Jesús Chávez Marín

El material de este libro es una recopilación de textos, incluidos resúmenes de la autora, que hacen accesible el material de estudio y llevan al lector a comprender la estructura, propiedades y características de los componentes de los alimentos. Su objetivo es planear los contenidos de la materia química de alimentos, diseñando y organizando metodologías a emplear durante el ciclo escolar. En la introducción a cada tema se describen contenidos y metas.
La elaboración de prácticas didácticas surge de la reflexión de logros obtenidos en cada ciclo lectivo, salvando experiencias que produjeron buenos resultados y mejorando o sustituyendo las que no fueron exitosas; este material se ha preparado para dirigir el estudio hacia materiales que lleven a adquirir y desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para estudiantes y profesionales de la química.
Virginia Mendoza Guzmán es química bromatóloga por la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde actualmente es profesora. Tiene maestría en ciencias de producción animal con área mayor en ciencia de la carne. Ha publicado textos científicos en revistas y memorias de congresos, algunas de ellas arbitradas. También es autora de textos didácticos, entre ellos Reacciones de deterioro de tipo químico en alimentos, Proteínas, Carbohidratos, Síntesis orgánica y Heterocíclicos. Ha  ejercido como analista  y jefa de control de calidad en industrias de alimentos. En la universidad imparte las cátedras de química orgánica, bioquímica, microbiología y química de alimentos.
Mendoza Guzmán, Virginia: Química de alimentos. Editorial Universidad Autónoma de Chihuahua, México, 2009.
Septiembre 2009

lunes, 22 de julio de 2019

Carta para Carlos Bejarano

Carta para Carlos Bejarano

Chihuahua, noviembre de 1989
Queridísimo cuñado Carlos:
Aquí le mando el acta de nacimiento suya que usted necesitaba; saqué de una vez otras dos. Todas son certificadas y le servirán como documentos originales, de hecho lo son.
Por estos rumbos, toda la familia bien, gracias a Dios. Novedades: falleció el padre Quiñónez, a quien usted seguramente recuerda. También quiero platicarle que el mes de octubre, y lo que va de noviembre, estuve dando unas clases de literatura a unas señoras de Banamex. Ellas querían participar en un concurso de cuento a nivel nacional y ocuparon a un asesor, o sea yo, para que coordinara una especie de taller de lectura y escritura. Nos fue muy bien, mandamos trece cuentos.
Yo mismo concursé en otro certamen, este de escritura de haikú, también a nivel nacional. El haikú es un poema que hacen los japoneses: tiene solo diecisiete sílabas y en tan poquitas palabras se expresa o sugiere una construcción poética completa. El poema con el que yo concursé, es este:

Insomnio

Sombra en el árbol;
vaso de luz que estalla,
polvo de luna.

Y ya con esta, me despido. Espero que la esté pasando a toda madre en Juaritos. Fraternalmente,
Jesús Chávez Marín

domingo, 7 de julio de 2019

Textiario Cuentos para apaciguar la bestia que llevamos dentro, libro de José Antonio García Pérez

Textiario Cuentos para apaciguar la bestia que llevamos dentro, libro de José Antonio García Pérez

Por Jesús Chávez Marín

La tradición clásica de los bestiarios inició como género científico y técnico y es ahora una de las formas literarias más gratas para el gusto artístico, porque a la vez son divertido juego de ingenio y didáctica de gran nobleza, basada en una simbología y un lenguaje que mezcla poema y relato.
En la literatura de Chihuahua hasta hoy no habían aparecido libros parecido a este en que su autor ofrece una versión siglo 21 de aquella antigua literatura que se ha conocido en la tradición literaria de varios idiomas. El ambiente festivo en el que existen las criaturas que son personajes de este libro nos produce asombro porque su naturaleza biológica y su condición filosófica producen una química chispeante y risueña, un abanico amplio de buen humor que va de la broma cariñosa hasta el oscuro sarcasmo.
José Antonio García Pérez escribió el libro Haikú: bonsai de poesía publicado en 2002; también es autor de una extensa obra de narrativa y poesía. Algunos de sus hermosos y alegres textos aparecen  en tres libros colectivos: Rocío de historias y Voces de viajeros compilados por Dolores Gómez Antillón, y Encuentros con Nietzche por Esteban Gasson. Es licenciado en letras españolas y maestro en educación por la Universidad Autónoma de Chihuahua donde actualmente es profesor; fue también director de la Facultad de Filosofía y Letras.
García Pérez, José Antonio: Textiario Cuentos para apaciguar la bestia que llevamos dentro. Editorial Universidad Autónoma de Chihuahua, México, 2009.
Octubre 2009

sábado, 6 de julio de 2019

Buscando a Nelson, novela de Toutcha Lebgue Keleng


Buscando a Nelson, novela de Toutcha Lebgue Keleng

Por Jesús Chávez Marín

El lector emprenderá un viaje accidentado y regocijante como el narrador y los personajes de esta bella historia que tiene de todo: su escritura es tan novedosa en su forma y estructura que se salta las trancas y elude la rigidez de los géneros literarios.
De esta manera, a la vez que libro de viaje, es también crónica muy precisa en su manejo del tiempo narrativo; parodia risueña de un informe técnico y hasta novela breve, pues maneja con destreza varios hilos de intriga, lo que teóricos norteamericanos llaman plot. El libro nos hará disfrutar la frescura de este original relato.
Toutcha Lebgue Keleng tiene licenciatura en manejo de pastizales y maestría en ciencias biológicas por la Universidad Estatal de Nuevo México, y doctorado por la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde actualmente es profesor. Ha publicado más de quince artículos arbitrados y varios libros, de los cuales se destacan: La flora de Fort Stanton (1985); Gramíneas del estado de Chihuahua, en tres ediciones, 1986, 1991 y 2002;  Manual de plantas forrajeras (2005); Manual práctico para la identificación de las plantas en los agostaderos de Chihuahua (2006); Manual de plantas para jardines desérticos (2008); y  tradujo el libro Una guía de las plantas silvestres de la región del Cañón de Cobre (2009); La flora de Fort Stanton (1985); La flora del rancho Teseachi (1985); A specimen-based annotated checklist of the vascular plants of parque nacional cascada de Basaseachi (1996), entre otros. Actualmente trabaja en el proyecto Las cactáceas del estado de Chihuahua: tesoro estatal en peligro de extinción (análisis de la situación actual).
Lebgue Keleng, Toutcha: Buscando a Nelson. Editorial Universidad Autónoma de Chihuahua, México, 2009.
Enero 2009

viernes, 5 de julio de 2019

Método de teclado, de Mario Meléndez Prado

Método de teclado, de Mario Meléndez Prado

“Sé tocar una melodía con la mano derecha, pero ¿qué hago con la izquierda?” Esta es una pregunta común entre los estudiantes de piano o teclado que generalmente no encuentran en los métodos de estudio un sistema eficaz para la ejecución del acompañamiento de obras populares, además de la teoría suficiente para la comprensión plena de lo que se toca.
Este libro ofrece al estudiante y al profesional una gran cantidad de teoría musical referente a la lectura y sus signos, formación de acordes, de secuencias armónicas, análisis armónico y melódico, la famosa secuencia II-V-I empleada en la música de jazz, de manera que el alumno contará con herramientas necesarias para la ejecución del teclado, análisis de piezas y conocimientos teóricos para la composición.
Mario Meléndez Prado es profesor del Instituto de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Es pianista, director y compositor del grupo de música Anima, tiene el título de maestro en artes de Atlantic University. Ha publicado dos libros de composiciones para piano new age con la editorial española Abmúsica. Actualmente estudia el doctorado en educación musical en un programa cooperativo entre la Universidad Autónoma de Chihuahua y la Universidad de Granada, España.
Meléndez Prado, Mario: Método de teclado. Editorial Universidad Autónoma de Chihuahua, México, 2009.
(JChM). Diciembre 2008.