martes, 18 de octubre de 2011

haikú 6


6. El haikú clásico
El copioso cultivo del haikú en México en los años recientes se debe principalmente al certamen “José Juan Tablada” patrocinado por la Japan Air Lines, que estuvo vigente durante cinco años, de 1989 a 1993. Se ha calculado que en cada ocasión participaron entre mil y dosmil personas. Al ganador se le concedía un viaje de ida y vuelta a Tokio.
Cuando los jueces del concurso sintieron la alta calidad de los trabajos que participaban, empezaron a otorgar además menciones honoríficas a los finalistas.
Durante la vigencia del certamen figuraron como jurados Octavio Paz, Sergio Mondragón, Jesús Kumate, Salvador Elizondo, David Huerta, Alberto Ruy Sánchez, Jaime Labastida, Ernesto de la Peña y el chihuahuense José Vicente Anaya.
Los ocho poemas que acompañan esta nota son algunos de los trabajos ganadores, junto con otros que tuvieron menciones honoríficas.
(Nota de Otto Raúl González)
1
Junto a la ola
se convierte en espuma
la luna rota
Rafael Riquelme
2
Labor del faro:
con hachazos de luz
partir la noche
Jorge Hernández Utrera
3
Revolotea,
baila al ritmo del aire
el papalote
Christina Silva
4
El gallo canta
y su alegre aleteo
oro levanta
María Elena Cerecero
5
Árbol de sombras,
vaso de luz que estalla
en el insomnio
Esteban Medina
6
Fruto maduro
de la fronda más alta
la guacamaya
Efraín Bartolomé
7
En la laguna
la garza picotea
trozos de luna
María Teresa Azuara
8
La caracola:
remolino de mar,
suspiro de ola
Melquiades Durán
(Transcripción: Jesús Chávez Marín)

No hay comentarios:

Publicar un comentario