jueves, 15 de diciembre de 2011

un arco iris las manos de moisés ordaz

Por Jesús Chávez Marín

El trabajo artístico es uno de los más intensos que realiza el hombre, pues en él se empeñan toda la energía del cuerpo, la imaginación y las ideas. También es el más gratificante, porque se logra la expresión más profunda y la comunicación más plena con nuestros semejantes. Entre las bellas artes, la música es la que maneja el lenguaje más complejo y misterioso, la mezcla del tiempo y el ritmo, el sonido y la armonía de la naturaleza.
A la música ha dedicado su vida completa el maestro Moisés Ordaz, el hombre a quien se ofrece el merecido homenaje de este programa de conciertos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad, de la cual es fundador.
Moisés Ordaz es uno de los fuertes pilares de la formación cultural de Chihuahua. Con él se han formado varias generaciones de artistas, no sólo en los conocimientos del maravilloso oficio de la música, sino también en la actitud generosa y la mente despierta, en la disciplina y el trabajo constante. En los inicios de nuestra Universidad, su presencia fue fundamental, primero como discípulo y luego como profesor de la Escuela de Música, después como maestro de Bellas Artes y fundador del Cuarteto Clásico de la Universidad de Chihuahua en 1960, la Orquesta Clásica y la actual Orquesta Sinfónica de la Universidad.
Su obra musical ha sido extensa, como maestro, como instrumentista y como director. Parte fundamental de la vida cultural de nuestra tierra son los conciertos didácticos que ha ofrecido en todas las ciudades de esta vasta región: en templos, en plazas, en colonias y aún en pequeños poblados, muchos hombres, mujeres y niños vivieron su primer contacto con el arte de la música gracias a estos programas organizados por él.
Como violinista, ha sido un digno sucesor de los grandes maestros que lo precedieron. Ha sido invitado como solista por grandes orquestas, en varias partes del mundo. En Chihuahua una gran cantidad de personas hemos tenido el privilegio de escucharlo.
Moisés Ordaz ha tenido una vida plena y fecunda; la Universidad ha tenido en él a uno de sus grandes maestros y la sociedad a uno de sus mejores artistas. Por eso se le ofrece hoy como homenaje este programa de conciertos, cuyo repertorio está formado por una selección de obras que han sido significativas en la vasta trayectoria de este gran maestro de Chihuahua.
Æ     Agosto de 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario