jueves, 19 de mayo de 2011

jean rostand

El texto breve

Transcripción, Jesús Chávez Marín

En los años setentas aparecía en la ciudad de México una deliciosa revista que se llamaba Diva: era una imitación mexicana de la famosa Playboy, pero en la mayoría de los números resultaba de más calidad. En sus páginas aparecían artículos de los mejores escritores del momento y las modelos eran las suculentas Angélica María, Jacqueline Andere, Meche Carreño, Isela Vega, Julissa y otras mamacitas mexicanas. El secretario de redacción era José Luís Martínez, a quien debemos los aforismos de Jean Rostand que en este número habrán de leer hoy los esforzados estudiantes de la Universidad Autónoma de Chihuahua que son lectores fieles del texto breve.
Jean Rostand, biólogo francés, es autor de numerosos trabajos sobre genética, y también una agudo observador de lo cotidiano: sexualidad, moral, política, teología; nada escapa a su atenta mirada y a su ironía juguetona. Los aforismos que aquí reaparecen, pertenecen a dos de sus libros: Bestiario del amor y El hombre y la vida.
Jean Rostand
1. Procrear es hacer experimentos con el azar.
2. Cuando un hombre habla con altanería a otro hombre, no se tiene, por lo general, ningún motivo para pensar que los cromosomas mejor calificados estén del lado de la insolencia.
3. Nuestros hijos son herederos de nuestro linaje. No esperemos que deban algo a nuestra experiencia; todo lo que podemos hacer por ellos es elegir bien a su madre.
4. La biología nos sorprende un poco cuando nos enseña que, estadísticamente, las mujeres más bellas no son las más tontas.
5. ¿Moral biológica? El que ingiera demasiado alcohol será castigado con cirrosis. Pero es necesario, además, que sus cromosomas le hayan fabricado un hígado que se preste a ello. De otra manera, no hay sanción.
6. Entre los compuestos químicos que forman al hombre y los que forman a la mujer, solo existe una ligera diferencia. La naturaleza ha seleccionado la especie a muy bajo costo.
7. Adquirimos por educación: conocimientos efímeros y repugnancias tenaces.
8. La edad me asombra más de lo que me agobia.
9. El supremo gesto de la naturaleza fue crear la contranatura.
10. El reino de la ciencia ha iniciado una especie de época glacial en la historia espiritual de nuestra especie: aun no se ha demostrado plenamente que la friolenta alma humana pueda resistir el clima riguroso de la razón.
11. El hombre, ese pobre mono condenado a hacerla de homo sapiens.
12. Triquiñuelas de Dios: estar haciéndose amar, sentimiento inmortal a través de un símil mortal
13. Más vale ser un Sócrates descontento que un cerdo satisfecho. Sin duda. Pero un Sócrates, aun satisfecho, ¿no tiene más qué lamentar que un cerdo, aun descontento?
14. La invención de la bomba atómica nos hizo ver todo lo que puede la investigación. Los problemas del cáncer o de la tuberculosis no tardarían casi nada en ser resueltos, si un país tuviera necesidad de resolverlos. Pero esto tiene en su contra que esos problemas no interesan sino a la humanidad entera.
15. Las verdades, igualito que las mujeres, no siempre son más difíciles a medida que sean más bellas.
16. Adquirid cada día ignorancias, sólidamente fundadas. Las preguntas educan a veces más que las respuestas.
17. A veces uno es decepcionado por escritores que admira y sorprendido por otros a los que desdeña.
18. Los críticos que encuentran intensiones en los más nimios detalles de obras maestras, hacen pensar en esos naturalistas que asignan en los organismos vivientes un papel al pelo más insignificante.
19. Primero queremos escapar al recuerdo. Años después es el recuerdo el que escapa de nosotros.
20. Química del remordimiento: el recuerdo de la falta no se deja disolver sino en presencia de un excesivo sufrimiento.
21. La sociedad suscita en mí reacciones que me disgustan. Me prefiero solo.
22. No es culpa de la inteligencia el que algunos insensatos pretendan aplicarla donde ella no tiene qué hacer.
Guardamemorias
Esta segunda parte pondremos textos del poeta mexicano José Manuel García García, tomados de su libro Guardamemorias.
1. Nociones que invalidan una definición de la palabra despedida: Voz de llanto ciego, pasillos de los muertos, tempestad en vasos de agua, sangre en las palabras, mancha de espejos. Y un largo, casi eterno duelo.
2. Imágenes líricas acerca de los ángeles caídos: Los he visto tristeando por las calles; duermen inocentes en los cines y los parques, sin voz ni cuerpo andan desempleados de la vida. A veces, les llega un rumor de letanía y vuelan. Y siempre contestan los mensajes que les llegan del infierno.
3. Lógica involución: El sueño es más real que las palabras. Las palabras, más poderosas que los hombres. Los hombres, más polvo que sus muertos.
4. Epitafio en un ghost town de Nuevo México: Aquí Dios perdió su calendario de origen, solo hay signos de un presente en el polvo de la hora; es un camino desolado por los muertos, marca el centro más vacío de los abismos.
5. Parábola de la fama: Es la sangre de la serpiente que nos muerde, rumor de espejos de la gente, el eco del odio o el amor ante un gesto por nosotros cometido.
6. Parábola de la montaña: Ten fe y seré tu sombra, pero un pecado tuyo bastará para caer sobre tus hombros.
7. Parábola del desierto: Polvos de aquellos mares son mis hijos; ruinas del mundo las arenas, tiempo que vendrá, es o ha sido. No quieras habitar en mí tus espejismos, quédate en el ensueño de sirenas o de peces. Disfruta los pocos, fugaces años que te quedan. Sé la memoria de un Dios que a nadie le interesa.
8. Voces que se oyen a las puertas de los antros del vicio y de las bajas pasiones: entre nalga y nalga el liguero, cadera ancha en tandas y meneos, senos, velo negro a precio moderado. Por un tanto le beben los calores de la boca; sexo abierto en espera del ariete, joven. Sueñe que empapa de tibieza los tesoros, de veras, estoy en el octavo cielo.
9. Frases que pueden ser usadas antes del paro cardiaco: Agonía: parvada de imágenes la vida; el porqué de las preguntas no tenía sentido. Así que la muerte es este algo que nada importa, desaparece la jaula, el muro, la sentencia, la máquina y el verso.
10. Monólogo de Eva: Antes de nosotros yo era la mirada, pero vino la costilla del árbol de la vida con su sabor tan de beso frutal y calor tibio, estancia de amor habitada. No. No me arrepiento de haber sentido esa tersura en mi boca, esa caricia que destruyó los planes cósmicos de nuestro padre eterno.
11. Discurso de un camaleón que nadie escucha: Noé nos olvidó creyéndonos un mito, pasamos a la historia perdidos en las ramas, nadie entendió nuestro odio a la serpiente, fuimos la paciencia del acecho. Por fin, alguien nos dijo un día que éramos la sombra de un arco iris vivo.
12. Breve informe del gallo capón: Un hombre generoso odia generosamente al medio mundo que no le aplaude sus bondades.
13. El amor niega su origen y no sabe su destino.
14. La vida es de quien la sueña.
Poemínimos de Huerta
En esta tercera parte pondremos poemínimos del gran Efraín Huerta, no sin antes advertirles a los lectores que Octavio Paz dijo de ellos que no eran poemas, sino chistes; y el maestro Jorge Villalobos dijo peor: que eran niñerías de viejo. Con esas dos condenas tan radicales, de todos modos aquí van:
1. Variante: Dulce y sabrosa como la ramera del cerca ajeno.
2. Mil gracias: Por ser el suave y sumiso baculito de mi vejez.
3. Calderoniana: Yo era un tonto y lo que he amado me ha hecho dos tontos.
4. Cartesiana: Yo no pienso, luego, existo.
5. Becqueriana: La llamaron así, y con razón: se pasaba la vida de cama en rima, de rima en cama; terminaron diciéndole: la becquerendona.
6. Benaventina: Por soñarla quien la sueña, la llaman la biensoñada.
7. Manriqueana: Nuestras vidas son los ríos que van a dar al amar, que es el vivir.
8. Rubeniana: Creo que suena y huele más bonito así: ya se oyen los claros jazmines.
9. Aviso municipal: Dispense usted las molestias que le ocasiona esta obra poética.
10. Sin remedio: Y de nosotros, los bienaventurados poetas, será el reino de los senos.
11. Monterroseana: Cuando desperté, la putosauria todavía estaba allí.
12. Insectario: Un lugar donde los sectarios se sienten muy in.
13. Saña: Del poetárbol caído, todos hacen leña.
14. Lo dijo Monsiváis: Lo dramático para muchos, muchísimos mexicanos, es que en México no haya embajada de México.
15. El ángel al elevadorista: Por favor al último piso, después, sigo solo.
16. Poeta sin honorarios: Y de nosotros, los desventurados poetas, será el reino de los suelos.
17. Folklórica: No hay peor lucha que la Lucha Villa.
18. Una vueltecita: Ahorita vengo, voy a dar un paseo alrededor de mi vida. Ya vine.
19. Coquetería: Y esta es una foto de cuando yo era viejo.
20. Desconcierto: A mis viejos maestros de marxismo no los puedo entender, unos están en la cárcel, otros en el poder.
21. Agenda: Los lunes, miércoles y viernes, soy un indigente sexual. Lo mismo los martes, jueves y sábados. Los demás días, descanso.
22. Trayectoria literaria: No por mucho publicar te consagras más temprano.
Y eso es todo por hoy, al rato regresamos.

Æ     Junio 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario