viernes, 14 de mayo de 2010

heriberto

Heriberto, el mejor para Filosofía y Letras
por Jesús Chávez Marín
abril de 2010
Dr. Javier Horacio Contreras Orozco
director de El Heraldo de Chihuahua
Señor director: Desde hace ya muchos años ha sido usted uno de los más distinguidos profesores de la Facultad de Filosofía y Letras; como parte de esa comunidad, lo más seguro es que tendrá ya su candidato preferido para la dirección de esa escuela, una de las más productivas instituciones culturales del país.
De todas formas me animé a escribirle, pensando que a lo mejor coincidimos en algunas de estas opiniones. Y en cualquier caso, confiando en la libertad de expresión que se estila en este ágora, esta plaza pública, que es la sección de cartas de su periódico.
Por muchas razones estoy convencido que el mejor candidato, entre que se registraron para la dirección de Filosofía y Letras, es el licenciado Heriberto Ramírez Luján, destacado profesor, editor brillante, y eficiente administrador.
A Heriberto lo conocí en 1978, cuando él recién había salido de la escuela preparatoria y se inscribió en la carrera de filosofía. Era un joven de 18 años que desde entonces demostró con creces su ya legendaria capacidad de trabajo: se inscribió en el paquete completo de las materias de primer año; asistía con una puntualidad casi proverbial a la totalidad de las clases con la tarea en la mano; escribía artículos para revistas estudiantiles de aquí y de Ojinaga, su tierra; participaba en todas las asambleas de alumnos y en pocos años ya hasta las dirigía; se dio tiempo para conocer en persona a todos los compañeros y a los profesores y con todos cultivaba una respetuosa comunicación; defendía sus puntos de vista y era conciliador y respetuoso con quienes abrigaban opiniones contrarias.
Dos años antes de terminar su carrera, Ramírez Luján ya daba clases en varias escuelas: la prepa 4, el colegio La Salle y, recién egresado, el Tec de Monterrey. Pero también trabajaba en otros proyectos de animación cultural y seguía escribiendo y publicando ensayos de filosofía, crónicas de rock y relatos en cuanta revista y suplemento apareciera en la ciudad.
Su primer trabajo institucional fue en el Departamento Editorial de la Universidad Autónoma de Chihuahua, primera etapa, del que algunos años después sería el productivo editor que es actualmente. En aquellos años le tocó participar en el inicio de varios programas de publicaciones y de la revista Synthesis.
Al inicio de los años noventas trabajó como coordinador de proyectos del Instituto Chihuahuense de la Cultura, donde se convirtió en el gerente operativo de todo el instituto: fundó talleres literarios, de pintura y de danza en varias ciudades, inició las ferias del libro, coordinó el premio Chihuahua y el premio Testimonio. También inició el programa de publicaciones, con la primera convocatoria, que fue dictaminada por destacados escritores como Jesús Gardea y Rubén Mejía Valdés.
A pesar de sus múltiples ocupaciones, nunca dejó de dar clases. Actualmente es uno de los profesores más dedicados y originales de filosofía, y sus alumnos lo quieren mucho, pues está siempre dispuesto al diálogo, en el aula y también en su muy escaso tiempo libre. Lo más conocido de esta historia ejemplar, es la magnífica tarea que desde 1998 ha venido realizando como editor de la Universidad.
Heriberto Ramírez Luján es el editor que toda universidad quisiera tener: por la calidad y el cuidado de los libros que produce; por la disciplina y puntualidad del periódico mensual de la UACh; por el prestigio nacional de la revista Syhthesis, ahora en su segunda etapa; por la atención personalizada y profesional que brinda a cada uno de los autores, que en su mayoría son maestros de la institución. Y sobre todo por la profunda vocación de educador que es la divisa existencial de este señor que, por esas y por muchas otras razones, sería el mejor director que la Facultad de Filosofía podría tener en los tiempos que corren.
Agradezco a usted su atención.
jchavezm@uach.mx, [publicado en El Heraldo, abril 2010].

No hay comentarios:

Publicar un comentario