viernes, 28 de mayo de 2010

sánchez trillo

2009, año de relámpagos: violencia y arte
por Jesús Chávez Marín
El presidente Calderón lo dijo muy claro y sobre aviso no hay engaño: esta fiesta de las balas contra delincuentes va a costar una buena montaña de oro y muchas vidas. También la leyenda negra de Salinas grita que un presidente de la república los dejó trabajar a todos, todos magnates de las diversas mafias y algunos de ellos coordinados por Raúl; y otro se empeña ahora en ir eliminando a unos cuantos.
Un gran talento de la economía, como sin duda lo fue Zedillo, empezaría por minarles fuentes de financiamiento y derrotarlo en las verdaderas bases de su poder, que no son tanto ametralladoras ni granadas sino el torrente de billetes, dólares y euros que les produce su actividad empresarial y criminal.
Mientras suceden estas historias entre verdaderas y exageradas, las que se cuentan en todas las tertulias, los artistas de la ciudad de Chihuahua hallaron en este 2009, otro año en que vivimos en peligro, un mundo barroco y erizado y le fueron expresando en pinturas, música, teatro, fotos y poemas.
La serenidad vigorosa del arte en la ciudad tuvo en su magnífica acción colectiva un repunte impresionante del cual esta crónica en su espacio tan bien equilibrado y medido en cuadratines por nuestro tajante editor Jaime Mariscal, habrá de reseñar sólo unos cuantos ejemplos.
1.Héctor Jaramillo, el esplendoroso diseñador Luis Carlos Salcido y el jefe Rubén Tinajero aumentaron cualitativamente el sólido prestigio editorial de la Universidad Autónoma de Chihuahua al ganar el premio Antonio García Cubas que se otorga al mejor libro artístico de la república, con el libro Quinta Gameros Esplendor de un Siglo.
2. El gran poeta Rogelio Treviño publicó la primera antología de sus elegantes, luminosos y a veces oscuros poemas: su libro Lápara en el granero, editado por dos afanosos editores culturales, el señor Iván Carlos y la señorita Renee Acosta, coeditado por el Ichicult y por la UACh.
3. El doctor Toucha Lebgue Keleng dio una magnífica sorpresa a los lectores, acostumbrados a los bien documentados libros científicos de su autoría, al ofrecer una espléndida novela testimonial muy bien narrada y con los ingredientes plus de la alegría y buen humor que son el ritmo de su gran personalidad. Con esa novela el maestro Toucha despegó el quién vive como a 30 autores aburridísimos que se dicen novelistas y poetas pero ya de plano ni lectores tienen, aunque cada rato publican libros amarillos y verdes.
4. La viciada ineficiencia de algunos promotores culturales de ciudad Juárez arruinó el concierto de la hermosa Sarah Brightman con el descuido que los caracteriza: no instalaron pantallas electrónicas donde se luciera la bella y sus cinco vestidos de a 5000 euros. Luego para esconder un poco su error monumental, propalaron el cuento de que la diva no quería pantallas, cuando ella seguramente a de haber hecho el berrinche de su vida, porque sus horas en el gymn y su ropa tan de lo más linda no fue mirada por el pueblo entero sino solamente atisbada desde muy lejos por la multitud. Entre otras muchas erratas, esta la de haber sentado al público de la gente en sillas infantiles donde nadie pudo acomodarse, pues fueron los kindergarden de aquella ciudad confusa los que aportaron aquellas sillas de piñata.
5. En las artes visuales lo más notable fueron las siete muestras de la gráfica, el arte de la estampa, iniciada en esta ciudad por Magali Hernández y mi compadre Raúl Sánchez Trillo, profesores del Instituto de Bellas Artes de la uni. Tanto sus alumnos como ellos mismos sembraron exposiciones magníficas los espacios culturales de la ciudad: la Quinta Gameros, el mezanine del Congreso El parque el palomar y el paseo Bolivar. Ellos iniciaron esta magnífica acción cultural hacia apenas siete años y en tan poco tiempo la gráfica, esa tradición de profundas raíces mexicanas, a dado un salto de gimnasia en esta ciudad donde viven tantos buenos artistas, cuya acción será relatada en la crónica del mes que sigue.
jchavezm@uach.mx [publicado en Exprés, noviembre 2009].

No hay comentarios:

Publicar un comentario