domingo, 11 de julio de 2010

bartoli

La noche cuando conocí a Gabriel García Márquez
por Víctor Bartoli
Jesús: Gracias a mi Mujer alabastrina, dejame presumirte, conocí a García Márquez. Ocurrió en Guadalajara, allá por el año 2006, cuando la película se estrenó. [n. del e. se refiere a la película Mujer alabastrina, basada en la novela de Víctor Bartoli, con guión de Vicente Leñero].Luego de la presentación, la productora decidió llevarnos a un lugar denominado El Kavaret. Al subir al mezanine, que era una zona exclusiva, lo primero que vi fue a García Márquez. Vestía de negro completamente. Bailaba con una mujer delgadísima. En una mesa se hallaba su esposa Mercedes (idéntica a como la conocí por las miles de fotos que de ella se han publicado). Conversaba con el rector de la Universidad de Guadalajara.Cuando terminó de bailar, me le acerque y le pedí que me firmara el cartel de la película, que yo había arrancado de un muro del Teatro Diana, donde había sido el estreno. En un principio, él vio el cartel de arribo a abajo. Me dijo: "pero si no hay donde firmártelo”. Urgido como yo estaba de su firma (por la mañana, por cierto, en una presentación había otorgado únicamente 20 autógrafos), le pedí que lo hiciera en cualquier parte. "No importa." Y lo hizo. Al concluir, me advirtió: "Pero me debes 30 mil dolares." Yo me sobresalté, pues en aquel momento únicamente llevaba 50 dólares, por si acaso. Pero García Marquez luego me sonrio, y de inmediato me tranquizó: "Pero me los vas a pagar un dólar por mes... Así nos veremos en los proximos años”. Yo regrese a donde estaban Pedro Lira y Rafael Gutiérrez, el productor ejecutivo y el codirector de Contracorriente. Y mientras yo les relataba a ellos mi proeza con García Márquez, apareció Ana Claudia Talancón. [n. del e. esta historia continuará].
Víctor Bartoli, julio 2010, editor: jchavezm@uach.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario